jueves, 19 de octubre de 2017

La casa está en silencio,
mi cabeza también.
La calma es ficticia,
la tormenta también.

martes, 3 de octubre de 2017

Veranillo de todos los santos

El día que olvidé el abrigo
era octubre y picaba el sol,
se secó la conciencia,
mi pasos eran el polvo de un terrón de arena,
las raíces se aferraban a la profundidad,
yo ya no podía aferrarme a nada,
solo buscar mi sombra,
en el veranillo de todos los santos.

sábado, 30 de septiembre de 2017

Mensaje

Me levanté temprano,
después de una noche con amigos.
Sueño profundo insuficiente,
Un encuentro con la esencia,
con lo que uno significa,
o al menos sospecha ser
con la carcajada pueril,
una ceremonia de limpieza,
una catarsis de identidades,
un coro desafinado,
una manera de vivir
de decir que estamos aquí,
un viaje a ninguna parte.
Me preparo un café bien cargado,
por delante un largo viaje al sur,
pongo la radio, alta aunque sea temprano.
Un profundo escalofrío recorre mi cuerpo,
el suelo tiembla debajo de mis pies, como si llegase  un mensaje desde el centro de la tierra.
how i wish, how i wish you were here.

viernes, 8 de septiembre de 2017

El pueblo

Te echo de menos,
luz pacificadora que todo lo salvas,
pulmón lleno de oxígeno silvestre,
motor viejo que mueve la esperanza,
abrazo fuerte que materializa la verdad,
sonrisa libre de miedos y prejuicios,
viaje íntimo al centro de la nada,
sapos e brujas, chascarrillos y hormigueos.
La noche y sus duendes,
las palabras mitológicas,
el perfil humilde de las tabernas,
el calor sincero de nuestra casa.

jueves, 31 de agosto de 2017

¿Que ha pasado?

Que miras incrédulo el huracán,
cada vez más impermeable,
medusa, molesta sin querer.
censura agria, índices y estadísticas,
me preguntas y no sé responder,
sé que no tienes paciencia,
pero no cierres los ojos,
persevera, respira, continua.
Lo nuestro no son las derivas,
la bisutería, el postureo.
Somos juez y parte,
demasiada manipulación.

martes, 4 de julio de 2017

Nada

Nada es suficiente
demasiada sed
tanta para secar los ríos,
quemar los prados.
Nada es suficiente
demasiada prisa
tanta que perdemos los nervios, cerramos los ojos, nunca la boca.
Nada es suficiente
demasiado efímero
tanto que olvidamos quienes somos,
despreciamos defectos, asumimos carencias.
Nada es suficiente,
nada, nada.


lunes, 19 de junio de 2017

La inercia

La inercia nos trajo hasta aquí
a esta sombría inquietud
El febril escalofrío del páramo
entierra nuestra verdad.
Somos la gota que se seca sin llegar al suelo.
El esqueleto que todo lo soporta.
Una pizca de nada
Un bochorno molesto.
El tiempo pasa y seguimos buscando,
temerosos del  dolor que acecha.
Por momentos instinto,
casi siempre sensatez y mesura.
Nos  han puesto en nuestro sitio,
en la lucha intestina de la conservación,
en el oscuro y mal oliente refugio de lo material.
Somos un recuerdo,
una caricia,
una anécdota simplista del yo.